Hello Kitty, 40 años equivocados

Más de 40 decadas después de su nacimiento nos percatamos de algo terrible… Y es Hello Kitty no es una gata y nunca lo ha sido. Y si Hello Kitty no es una gata, ¿entonces qué es? Sanrio, la compañía nipona que se encuentra detrás de uno de los personajes más emblemáticos de la historia del merchandising infantil y no tan infantil, nos explica que Hello Kitty es simplemente una niña!!.

Este hecho, que inexplicablemente no había salido a la luz hasta ahora, se ha convertido en un boom en redes sociales y a pesar de lo que digan sus creadores, para muchos fans, este adorable personaje sigue siendo una linda y blanca gatita con bigotes de gatita.

¿Cómo surge la información de que hemos vivido 40 años equivocados? La antropóloga américana Christine Yano, quien preparaba una charla sobre la prosopopeya que se le atribuyen a los personajes infantiles se informó de que en realidad el personaje de Hello Kitty no era quien creía todo el mundo que era.

Hello Kitty no es una gata. Hello Kitty es un personaje de dibujos animados que representa a una niña pequeña, pero no es un gato,  ya que nunca la verás a cuatro patas; y camina, y se sienta como una persona (Aunque esta teoría hace aguas por todos los lados, pues prácticamente todos los personajes ficticios con apariencia animal tienen movimientos humanos…)

Según Sanrio, El diseño se inspira en un gato, pero no existe otra característica felina en Hello Kitty.

Hay más cosas de Hello Kitty que quizás no sepas

Quien sí que es un gato es su mascota: Charmmy Kitty, un gatito blanco que se parece horrores a su dueña, pero que en este caso, si camina sobre sus cuatro extremidades. Un personaje, que sin ser tan popular como su dueña, también tiene su público y buena parte del merchandising recae sobre él. Podemos encontrar productos como estuches, pijamas o carteras de Charmmy Kitty en mamayoquiero.es.

En la misma web, donde Sanrio presenta a todos los personajes de Hello Kitty especifica que Hello Kitty es una niña. Pero además también responde a preguntas como por ejemplo por qué no tiene boca, y explican que de esta forma quienes la miran pueden proyectar sus sentimientos en su cara: Kitty se ve feliz cuando quien la está mirando está feliz y se ve triste cuando los que la ven están tristes. Y por esa razón, creen que no deberían atarla a ninguna emoción y por eso no tiene boca.

Pero la cosa no termina aquí. En realidad, Hello Kitty se llama Kitty White y es un hecho que las transcripciones a partir de su país de origen han hecho que haya llegado a Europa como un personaje muy distinto al que es en su Japón Natal, ya que ni se llama originalmente Hello Kitty ni es una gata…