abogados divorcio Cáceres

¿Por qué los abogados divorcio Cáceres deben ser buenos mediadores?

abogados divorcio Cáceres

Estamos habituados a pensar en los abogados divorcio Cáceres como profesionales que ven en su contraparte a un adversario. Sin embargo, esto es un error en la apreciación de las habilidades que el jurista moderno desempeña, puesto que hoy en día, la tendencia es la de resolver los conflictos de modo amistoso.

En cuanto a los divorcios, esto se evidencia principalmente en los casos que se tramitan con el acuerdo mutuo de la pareja. Estos, se desarrollan de forma más rápida y sencilla que aquellos derivados de demandas y extensos litigios. No obstante, es posible que en el curso del procedimiento, sea necesario que el abogado cumpla un rol de mediador y procure lograr acuerdos favorables.

Vista así, la mediación de los abogados durante un divorcio (sea amistoso o contencioso), es indispensable para la adecuada culminación del proceso. Por medio de ella, la pareja puede llegar a consensuar en asuntos que de ninguna otra manera sometería a negociación. Y gracias a tales acuerdos, es posible dar fin al matrimonio sin enemistades o inconformidades. Otra de sus ventajas es que, al aplicarla en los divorcios, se garantiza la completa confidencialidad del caso.

El rol del abogado mediador no solo favorece a sus clientes, esta estrategia también aporta muchos beneficios al sistema judicial. De hecho, desde dicha instancia se promueve constantemente la tramitación amistosa de los asuntos. Esto es así, debido a que con dicha metodología, el trámite de los casos es más breve, económico y eficiente.

Ahora bien, no todos los abogados son expertos en mediación, por eso, es importante saber elegir al profesional que se encargará de nuestro caso. De igual forma, debemos tener presente que dicha técnica no está orientada a determinar quién gana o pierde, sino a prever que ambas partes se sientan victoriosas.

Aunque los divorcios son casos comunes, todavía siguen siendo motivo de grandes conflictos entre los cónyuges. Para evitar el estrés que estos suelen generar, lo más recomendable es contratar abogados especialistas en asuntos de familia, que, además, tengan dominio en las técnicas de mediación. De este modo, podremos poner fin a una etapa de nuestra vida de manera satisfactoria.