Servidumbres de tipo voluntarias

Las servidumbres voluntarias pueden ser establecidas por todo el que sea propietario de una finca y tenga por conveniente que puede realizar este tipo de acción bajo la ley sin perjudicarla, de la mejor manera que la parezca siempre y cuando no esté afectando el orden público.

En caso de no conocer a profundidad este término, las servidumbres son un gravamen que se impone en un inmueble para el beneficio de otro, puedes obtener servicios de gestoría barata en Valencia con la mejor ayuda de un abogado experto y profesional en este tipo de situaciones.

Parcela indivisa

En el caso de imponer servidumbres voluntarias sobre una parcela indivisa se necesitará obligatoriamente el consentimiento de los copropietarios. De esta forma, toda concesión efectuada solamente por alguno de los dueños quedará en estado de suspenso hasta otorgar el último de todos los copropietarios de la parcela que no se puede dividir.

Adquirida por prescripción

El título y en mucho de los casos, la posesión de dicha servidumbre que se adquiere por prescripción van a determinar los derechos imponentes del predio dominante y por ende las obligaciones del sirviente, de esta manera se rige la servidumbre por defecto de la ley.

Obligación de pago para uso y conservación

El dueño del predio sirviente puede liberarse de la carga abandonando la finca al sueño dominante en caso de que se vea obligado a costear obras que sean requeridas para la conservación y el uso de la finca.

Sobre la comunidad de pastos

Esta parte solo podrá ser establecida por concesión previa de los propietarios, que sea resultado de última voluntad o de contrato y no por universalidad de individuos sobre los bienes, sino más bien a favor de un determinado grupo de individuos o uno solo sobre predios que sean de índole determinada de igual manera.

 

Imagen cortesía de www.notariacarreno.com Todos los derechos reservados