venta de ambientadores profesio

Venta de ambientadores profesionales – Aromas que atraen a la clientela

venta de ambientadores profesio

Para el dueño de un establecimiento captar la atención del cliente es vital; pero, además, se requiere su fidelidad, de lo contrario, se corre el riesgo de venderle en una sola ocasión. Estudios científicos han demostrado que crear una conexión entre la marca y un olor característico genera un deseo inconsciente por repetir la experiencia. Por eso, aprovechar los recursos que proporciona una venta de ambientadores profesionales le dará un nuevo empuje a tu negocio.

Asimismo, el olor tiene influencia sobre el comportamiento y provoca respuestas emocionales. Posteriormente, estas conductas refuerzan la memoria y alivian el estrés y la tristeza creando un círculo positivo. De manera que, si logras asociar tu producto con sensaciones agradables, los clientes volverán una y otra vez, buscando revivir el momento y permanecerán más tiempo en el local aumentando las probabilidades de generar más ventas.

La fragancia apropiada según el tipo de negocio

Existen diversas razones por las que una persona se ve atraída a entrar en una tienda, aparte de la necesidad de adquirir lo que busca; por lo general, es la decoración y ambientación del lugar. Sin embargo, una vez adentro hay distintos factores que incidirán en que se realice la venta y el aroma del local es uno de ellos.

Las esencias florales, dulces y refinadas, como jazmín, violeta y lavanda son perfectas para emplearlas en aquellos lugares donde la gente se divierte y relaja. Entre los cuales encontramos los spas, balnearios y hoteles; también los centros de estética, áreas de masajes, zonas comerciales y tiendas por departamento.

Los aromas cítricos se han encontrado que rejuvenecen y transmiten energía. Así, las fragancias a lima, limón, naranja y mandarina favorecen los gimnasios y vestuarios, los casinos y locales de apuestas, los centros de fisioterapia, las ventas de artículos deportivos, los bares y discotecas, las zonas de estudio (escuelas, universidades y academias) y las bibliotecas y museos.

Del mismo modo, los olores frutales a melocotón, cereza o fresas, se asocian a un estado juvenil. Van bien en establecimientos que expendan artículos infantiles, salas de cine, tiendas de golosina, guarderías y parques. Lo importante es conseguir el asesoramiento y el perfumista adecuado para lograr exactamente la esencia que potencie tu negocio.